Cuando a tu pareja le da flojera los planes con tus amigos o parientes pero no perdona que tú falles a los suyos

art1En las relaciones de pareja no todo es de color rosa. Muchas veces los problemas surgen por factores externos como la relación con los parientes y amigos de tu pareja. No resolver el conflicto o tratarlo de manera inadecuada puede llevar hasta la separación.

Con Lucy Romero
Psicóloga clínica y conferencista
Consulta aquí a nuestra especialista


Este problema es muy común porque tiene muchas causas, entre las principales están:
- Puede que se trate de una relación que no ha madurado aún y la negativa a salir con amigos y parientes del otro son solo un reflejo de la resistencia a lidiar con todas las costumbres del otro pues quiero que el otro se adapte a las mías y no al revés.
- Que tu pareja se sienta desplazada por tus amigos y parientes.
- Que tenga celos. Este problema se presenta principalmente por dos razones: 1) Celos de que alguno de tus amigos quiera algo más contigo. 2) Celos de tu vida social; es decir, que desee relacionarse con sus amigos/parientes como tú lo haces con los tuyos y por eso le disgusta verte con ellos.
- A tu pareja le caen mal o se siente incómodo con tus amigos o siente que al contrario, es él quien no les agrada a tus amigos y por eso evita por todos los medios posibles, convivir con ellos.

Existen muchas más razones pero todas, engloban una serie de conflictos dentro de la pareja que se exteriorizan a través de las relaciones sociales de ambos pero no te preocupes, existen formas de remediarlo.

Tener una relación en pareja se trata de compartir quien eres con el otro pero para poder hacerlo, debes aprender a negociar, crear acuerdos que les funcionen a los dos. No confundas la convivencia con la competencia, no se trata de ver quién domina más sobre el otro sino de que ambos compartan. No olvides que la tolerancia no es lo mismo que el abuso.Lo más importante es que tengas una buena comunicación con tu pareja, no se tarta de discutir sino de dialogar y sobre todo de ser sinceros, que ambos tengan la oportunidad de acercarse y entender lo que está sintiendo el otro. De esta forma evitas los conflictos tanto en la pareja como con terceros.

Durante las reuniones con amigos y parientes, es muy importante que incluyas a tu pareja en la convivencia pues si vienen los dos es para estar juntos. También es importante, por esta misma razón, que lleguen a acuerdos para salir por separado, cada quien con sus amigos; darse espacio no significa que no se quieran, al contrario, es una muestra de respeto y confianza.

Si te choca convivir con los seres queridos de tu pareja porque no te caen bien, recuerda que los amigos son la familia que escoges y los parientes son una parte fundamental de nuestra vida, es de donde viene esa persona con la que quieres ahora compartir tu vida así que vale la pena que te des la oportunidad de compartir esas experiencias.


Me quiere… pero ya no me toca

Hay un elemento que es a la vez causa y consecuencia del distanciamiento físico y emocional entre una pareja: el deterioro de la vida sexual. ¿Por qué sucede?, ¿qué hacer para remediarlo?

Me-quiere-pero-no-me-toca

Mario Guerra
Terapeuta y tanatólgo
Consulta a nuestro especialista

Si bien es cierto que al inicio de una relación la atracción física y sexual juega un papel fundamental, diferentes cambios y circunstancias alteran esta atracción y ocurre un gradual y notorio distanciamiento entre las parejas.

¿Qué tan frecuente es?

• 43% de las mujeres y el 31% de los hombres presentan problemas de baja libido o pobre desempeño sexual.

¿Cuando eso pasa es que mi pareja ya no me quiere, no le atraigo, o lo está haciendo con alguien más?

• No necesariamente. Eso depende mucho de las causas:

1. A veces se quiere y no se puede

Disfunción sexual.
• Por ejemplo con la Menopausia/Andropausia.
Efecto secundario de algún medicamento.
• Suele ser de inicio repentino.
• Causas circunstanciales como estrés social o laboral.

2. Ni se quiere, ni se puede

Disfunción sexual y disminución de la libido.
• Menopausia/Andropausia.
• Medicamentos.
• Depresión, ansiedad o algún otro trastorno psiquiátrico.
Experiencias sexuales negativas en el pasado.

3. A veces se puede y no se quiere

Falta de atractivo hacia la pareja por diversas causas como descuido corporal o monotonía en el sexo.
• Enamoramiento hacia otra persona.
• Recordemos que la Dra. Helen Fisher nos habla de 3 sistemas de enamoramiento:
1. Atracción sexual
2. Amor romántico
3. Apego de largo plazo.

4. Se quiere, se puede, pero se decide no

• Hijos durmiendo en la misma habitación.
• Como cuando hay resentimiento en la pareja y se le castiga o condiciona la relación sexual.

5. Amor sin sexo, sexo sin amor

• Existe un fenómeno psicológico conocido como el…

“Complejo de la Virgen-Prostituta”
(término acuñado por Sigmund Freud en 1925)

¿Qué es?

Imposibilidad que tiene un hombre de mantener relaciones sexuales cuando está en una relación comprometida con una pareja estable.
• Esto generalmente sucede con una esposa, pero cualquier otra mujer (otra esposa, concubina, etc.) que adopte ese rol, provocará el mismo efecto.

¿Qué lo causa?

Generalmente la figura materna en la infancia.
•Descuido, abandono, abuso verbal, emocional o físico; rechazo o distanciamiento.
• El infante reprime muchas de los recuerdos asociados a esta conducta de la madre.
Para lidiar con el miedo al rechazo, al abandono y el enojo que siente hacia su madre, el niño se aleja de situaciones que lo pongan en “riesgo” de intimidad emocional” y que puedan reactivar esos recuerdos.
• Miedo al incesto.
• Rechazo, miedo a la intimidad y miedo al abandono.
• Aún así, la necesidad de conexión emocional no desaparece e
• Inconscientemente el niño busca con quien conectarse.
Cuando llega la edad de buscar una pareja romántica (generalmente la adolescencia) ese joven buscara a alguien que le recuerde de alguna forma a su madre.
• Pero como en la infancia también se desarrolló una “prohibición” o Tabú hacia el incesto, cuando encuentra esta pareja la empieza a ver como su madre y entonces no tendrá relaciones sexuales con ella.

¿Cómo se manifiesta?

• Quien lo padece divide a las mujeres en dos categorías:
Mujeres a las que amar y admirar – Que les asigna el rol de “Vírgenes inmaculadas”.
La pareja estable y/o con la que se ha comprometido, a la que se le “beatifica”.
• No deben verlas ni sexuadas, ni “agresivas”
• Mujeres sexualmente atractivas – Mujeres que les asigna el rol de “Prostitutas” que deben ser devaluadas.
• Por el enojo que inconscientemente guardan hacia la parte “mala” de su madre.
• Aquí entran todas las demás mujeres (excepto esposa, madre, hijas y/o hermanas).
Infidelidades recurrentes.
• Una vez que establecen a su pareja estable como la madre, salen en búsqueda de quien creen que pueda ser una “prostituta” que pare ellos es toda mujer que acepte tener relaciones sexuales con ellos.
• Del lado femenino, esta también puede darse por las necesidades no satisfechas.
• Canalización de la energía sexual hacia otras actividades.
Pornografía.
• Encuentros casuales sexuales.
Adicción al sexo.
• Ciber sexo o sexo virtual

¿Nunca hay sexo?

• Al inicio de la relación sí, pero quizá sólo las veces suficientes para procrear una familia.

Pero antes no era así

• Más bien no se había manifestado. Suele dispararse con eventos simbólicos.
• Al momento del matrimonio.
Al vivir juntos.
• Al embarazo.
• Cuando nace un hijo (ahora ya no es mujer, sino “una madre) .
• Hoy hay amor, pero no atracción sexual.

Consecuencias en la relación

Deterioro en la calidad de la relación.
• La mujer se siente impotente para despertar el interés sexual de su pareja.
Resentimiento e insatisfacción.
• Sensación de abandono y confusión.
Ruptura o divorcio.

Es común, pero no es tan fácil de diagnosticar. Para saber qué pasa, aquí siempre es bueno comparar

• A veces el desempeño sexual de nuestra pareja se hace notorio cuando lo comparamos con otras personas derivado de
Experiencias propias con parejas del pasado.
Experiencias que otras personas nos han compartido de su propia vida sexual y que para ellos son muy “normales”.
• Esto es útil cuando entras a una nueva relación y has tenido varias desde donde poder comparar ahora.
• Si sólo has tenido una, tampoco te dice mucho poder comparar la actual sólo contra esa.
• Si la relación no es una nueva, lo mejor es comparar el desempeño actual contra el desempeño pasado.
• Cómo ha sido la persona antes y cómo está siendo ahora.

¿Qué hacer?

• Buscar identificar si algo de lo que hemos dicho puede ser el problema.
• Si el problema es general, un médico puede ser de ayuda.
• Andrólogo, ginecólogo, internista.
• Si se da sólo con la pareja formal y esto ha sido recurrente.
• Psicoterapeuta, sexólogo o terapeuta de pareja.
La monotonía y rutinas son un enemigo en este caso.
• Busquen hablar más de ustedes y menos de los niños y problemas domésticos.
Utilicen la creatividad y la imaginación en su vida sexual.
• Lo mismo que se busca afuera hacerlo adentro.
• Fotos explícitas de cada uno entre Ustedes, caricias, lenguaje explícito entre ustedes.
• Empiecen a verse como la pareja que son y no sólo en su rol de padres, amigos o compañeros.


16 preguntas que podrían revivir tu relación

Las relaciones de pareja suelen comenzar como historias maravillosas en las que la vida es color rosa, pero con el tiempo y la rutina diaria, la unión puede deteriorarse y pasar por “baches” , ¿cómo hacer para salvar una relación?

16-preguntas-que-podrían-revivirLucy Romero
Terapeuta familiar y de pareja
Consulta a nuestra especialista

Cuando conocemos a alguien que nos atrae, ponemos en juego todo nuestro abanico de técnicas de seducción, así como el catálogo de cualidades en exposición, orientado el comportamiento a un objetivo: la conquista. Tras conseguirlo comienza la relación de pareja.
• Durante la primera fase solemos cuidar cada detalle, mantenemos frescos los recuerdos de cada vivencia en conjunto, tenemos frescos aquellas características que nos atrajeron en primer lugar a la otra persona, y nos ocupamos de descubrir una por una nuevas facetas que nos maravillen e ilusionen.
• Cuando la primera fase es llevada de esta forma, la relación se NUTRE, fortaleciendo la primera atracción hasta convertirla en un sentimiento profundo y sólido, con base en el esfuerzo e interés por y en torno a nuestra pareja; dicho sentimiento, al ser nutrido, se convierte en AMOR, potenciando al relación y aumentando el deseo de compartir tiempo, vivencias, ideas y emociones con la pareja.

¿Qué pasa con el tiempo? ¿Por qué a veces sentimos que el amor muere?

La nutrición de la emoción no puede detenerse; tendemos a “sentarnos cómodamente” sin notar que esa comodidad, puede crear vacío, distancia, aburrimiento y frustración.
• A veces, cuando ponemos atención a estos sentimientos pensamos que es demasiado tarde, que el amor a muerto, o la relación se ha enfriado y es irrecuperable pero… ¿en verdad ha muerto? ¿las emociones ya no existen? ¿O simplemente hace falta trabajar un poco sobre el presente y el pasado para volver a nutrir el sentimiento y verle renacer con fuerza?
• Las relaciones, como la historia, tienen sus altos y bajos. Cualquier relación –de vida en pareja– que se extienda por más de cinco años sabrá que los cambios naturales y hormonales en cada uno, así como el ambiente a nuestro alrededor, terminan afectándola, de una u otra forma.
• Si es la primera vez que atraviesas por ese bache que te hace pensar que tu relación se ha enfriado, el amor ha muerto; o bien, aunque ya has librado muchos obstáculos sientes que esta vez es diferente y no encuentras la salida, pero tampoco estás seguro de querer terminar, estas son 16 preguntas que pueden ayudarte a tomar la decisión y, quizá, revivir con fuerza tu relación:

1. ¿Cómo se conocieron? Cada pareja tiene su propia historia, normalmente llena de emoción, recuerdos y sonrisas. Recuerda ese momento y ve si aún te emociona como la primera vez.

2. ¿Qué fue lo primero que les atrajo del otro? ¡Muchas veces son cosas que ni siquiera se han dicho el uno al otro! Créeme que más de una vez te sorprenderás con la respuesta de tu pareja.

3. ¿Qué hicieron en su primera cita? La primera cita sembró algo que te animó a seguir adelante con esa persona, a veces solo debes recordar qué fue ese “algo”.

4. ¿Cuándo supieron que esta relación podría ser algo especial? Quizá fue exactamente el mismo momento o uno totalmente distinto, durante un viaje, accidente, o alguna situación totalmente cotidiana. A veces vale la pena revivir esos momentos.

5. ¿Qué les hizo pensar que la relación podría ser especial?. La persona que ahora te acompaña llevó a cabo ese acto, como tú lo hiciste, ¿realmente han cambiado tanto?

6. ¿Qué piensan sus amigos de la relación? Te recomiendo hacer estas preguntas por separado; una visión objetiva y periférica siempre podrá hacerte ver cosas que quizá ahora no has notado.

7. ¿Qué piensan sus familias? Por piedad háganlo por separado.

8. ¿Han afrontado y superado obstáculos para estar juntos? Seguramente ambos han dado todo de sí en más de una ocasión para dejar de lado los problemas. Esa energía que les ha empujado ¿sigue allí?

9. Si están casados, ¿Qué les hizo tomar la decisión de comprometerse? ¿fue un proceso lento y de pláticas? ¿la tomaron juntos o fue una sorpresa inesperada que movió todas tus emociones? No importa, si tú lo pediste o lo pidió tu pareja, aunque pareciera que fue fácil, mirando en retrospectiva notarás que requirió de valor, amor y confianza mutua.

10. ¿Qué les gustaba de su forma de comunicación? La comunicación es uno de los pilares de toda relación.

11. ¿Qué cosas disfrutaban hacer juntos? Salir a pasear, encerrones con películas y palomitas, o disfrutar una cena. A veces los gustos cambian, pero seguro puedes reinventar mil momentos más en su compañía.

12. ¿Cómo hiciste saber a tu pareja que te sentías amad@ y procurad@? La comunicación es en dos vías y… ninguno de los dos es adivino ni clarividente. Así que piensa cómo transmites lo que necesitas, así como aquello que has disfrutado y te ha hecho sentir amado.

13. ¿Cómo se nutren entre sí? La reinvención es nutrición, todos crecemos y cambiamos; pero podemos cambiar en pareja.

14. ¿Cuáles creíste o sentiste que fueran los puntos fuertes de su relación? ¡Redacta la lista!, lee en voz alta cada uno de los puntos.

15. ¿Sintieron que algún dolor u herida del pasado comenzó a sanar con ayuda de su relación? Una pareja positiva es apoyo, es fuerza, y es ánimo para continuar creciendo y desarrollándote. ¿Qué curó en ti?

16. ¿En qué momento se sintieron más conectados? ¿Qué hacían? ¿bajo qué circunstancias? Muchas parejas describen ese momento como “magia” el momento en que se sintieron volar. Vuela con los recuerdos y cuando culmines sabrás si puedes conectar de nuevo.


¡Actualiza tu navegador!

Para que puedas ver nuestra página de la mejor manera es necesario que te actualices Consigue una nueva versión

×