Cuando a tu pareja le da flojera los planes con tus amigos o parientes pero no perdona que tú falles a los suyos

art1En las relaciones de pareja no todo es de color rosa. Muchas veces los problemas surgen por factores externos como la relación con los parientes y amigos de tu pareja. No resolver el conflicto o tratarlo de manera inadecuada puede llevar hasta la separación.

Con Lucy Romero
Psicóloga clínica y conferencista
Consulta aquí a nuestra especialista


Este problema es muy común porque tiene muchas causas, entre las principales están:
- Puede que se trate de una relación que no ha madurado aún y la negativa a salir con amigos y parientes del otro son solo un reflejo de la resistencia a lidiar con todas las costumbres del otro pues quiero que el otro se adapte a las mías y no al revés.
- Que tu pareja se sienta desplazada por tus amigos y parientes.
- Que tenga celos. Este problema se presenta principalmente por dos razones: 1) Celos de que alguno de tus amigos quiera algo más contigo. 2) Celos de tu vida social; es decir, que desee relacionarse con sus amigos/parientes como tú lo haces con los tuyos y por eso le disgusta verte con ellos.
- A tu pareja le caen mal o se siente incómodo con tus amigos o siente que al contrario, es él quien no les agrada a tus amigos y por eso evita por todos los medios posibles, convivir con ellos.

Existen muchas más razones pero todas, engloban una serie de conflictos dentro de la pareja que se exteriorizan a través de las relaciones sociales de ambos pero no te preocupes, existen formas de remediarlo.

Tener una relación en pareja se trata de compartir quien eres con el otro pero para poder hacerlo, debes aprender a negociar, crear acuerdos que les funcionen a los dos. No confundas la convivencia con la competencia, no se trata de ver quién domina más sobre el otro sino de que ambos compartan. No olvides que la tolerancia no es lo mismo que el abuso.Lo más importante es que tengas una buena comunicación con tu pareja, no se tarta de discutir sino de dialogar y sobre todo de ser sinceros, que ambos tengan la oportunidad de acercarse y entender lo que está sintiendo el otro. De esta forma evitas los conflictos tanto en la pareja como con terceros.

Durante las reuniones con amigos y parientes, es muy importante que incluyas a tu pareja en la convivencia pues si vienen los dos es para estar juntos. También es importante, por esta misma razón, que lleguen a acuerdos para salir por separado, cada quien con sus amigos; darse espacio no significa que no se quieran, al contrario, es una muestra de respeto y confianza.

Si te choca convivir con los seres queridos de tu pareja porque no te caen bien, recuerda que los amigos son la familia que escoges y los parientes son una parte fundamental de nuestra vida, es de donde viene esa persona con la que quieres ahora compartir tu vida así que vale la pena que te des la oportunidad de compartir esas experiencias.


  • ¿Por qué mi pareja no me escucha?

    ¿Será que no me escucha o no me sé comunicar?

    MI PAREJA NO ME ESCUCHA

    Mario Guerra
    Terapeuta
    Consulta a nuestro especialista

    Todos queremos ser escuchados porque tenemos necesidades y cosas que queremos comunicar.
    • La cuestión es que, en una relación de pareja, ambos quieren lo mismo, aunque no de la misma manera.
    Para unos “¿Por qué mi pareja no me escucha?” y para otros “¿Por qué mi pareja no se calla?”.
    • Al final, lo más probable es que si estas peticiones o quejas recurrentes han perdurado en el tiempo, seguramente es porque no se han resuelto.

    ¿Qué puede querer decir alguien cuando dice “mi pareja no me escucha”?

    • Que me da el avión, pero al final no cumple lo que dijo en tiempo y forma.
    • Que de plano me ignora y guarda silencio cuando le pido o digo algo.
    • Que directamente me dice que NO a una petición mía, pero yo insisto que en lo que pido es lo “correcto”.
    • Que le mando indirectas cuando algo quiero y de se hace el loco.

    ¿En dónde está el problema?

    Tu pareja

    • No puede entender tu punto de vista o estar de acuerdo contigo.
    • No es muy listo/a; es de criterio muy estrecho.
    • Tus necesidades, la lógica y los razonamientos están más allá de sus capacidades intelectuales y/o emocionales.
    • Un gran miedo puede alterar su juicio.

    1. No pueden decir que no

    Prefiere librarse de un problema ahora (dándote el avión) aunque después le genere más problemas por no cumplir lo ofrecido o pactado.
    • Regularmente esto no cambia con el tiempo, así que o te habitúas a ello o empiezas a pensar en qué hacer de tu vida ante esto.
    • No quiere hacer lo que le pides o estar de acuerdo contigo.
    • Simplemente porque NO quiere o porque tú lo dices.
    • Lo que le interesa es ganar y tener la razón, aunque no la tenga.
    • ¿Por qué alguien actuaría así?

    La reactancia psicológica

    • Se opone a lo que quieres porque siente que le presionas, quieres dirigir su conducta o se coarta su libertad.
    • No importa que tu pareja hubiera querido lo mismo, en el momento en que tú le dices que hay que hacerlo, entonces ya no quiere.

    Narcisismo

    • Sólo le interesa poner atención cuando dices algo que le interesa o hace algo cuando le conviene.
    • En realidad no le importan mucho tus necesidades y peticiones. De hecho quizá le parezca algo molesto.
    Creencias rígidas en los roles de género.
    • Tu pareja se opondrá si eso que le pides considera que no es propio de su sexo o que le denigra frente a sí mismo o a otros.
    • Tiene razón, al menos desde su perspectiva.
    • Lo que le pides o dices le parece poco razonable.
    • Cada persona es diferente y tiene distintos sistemas de creencias y valores o al menos distinta ideología a la tuya.
    • Puede no estar de acuerdo contigo y tiene el derecho a ello.
    No puedes obligar a alguien a hacer algo que vaya contra su sistema de creencias raíz o fundamentales.

    Tú mismo/a

    Te quejas en vez de hacer peticiones.
    • Muchas veces la reactancia surge por la forma de pedir las cosas. De hecho muchas peticiones vienen envueltas en quejas y no quedan claras. ¿Cuál sueles usar tú?
    1. “Te quiero aquí a las 8” (Orden).
    2. “Ya me cansé que siempre lleguemos tarde” (Queja).
    3. “Me gustaría que pudieras llegar más temprano para estar a tiempo” (petición).
    4. “Me es muy importante estar a tiempo, ¿podrías llegar a la hora que acordamos?” (petición).

    Poca claridad

    • Usas métodos tan indirectos para hacer tus peticiones que no lo parecen:
    5. Oye qué vas a hacer a las 4.
    6. No sé, igual veo un rato la tele, ¿por?
    7. No por nada… y… ¿cómo cuanto tiempo crees que veas la tele?
    8. Mmmmm… no sé, a lo mejor uno o dos capítulos de mi serie, ¿por?
    9. No… nada más…. ¿Y así como cuando acabes de ver tu serie vas a ocuparte en otra cosa?
    10. No sé, no creo, ¿dime que necesitas?
    11. No, sólo quería saber…
    12. Pues es que siento que me quieres decir algo y no me lo dices.
    13. Te iba a decir que si íbamos al cine, pero así como te pones mejor ya no te digo nada.
    • Deficiente valoración del costo de tu petición.
    • A lo mejor a tí se te hace muy lógica, sensata o fácil.
    Generalmente usas tu sentido común o experiencia personal para valorar esto, pero no piensas mucho en cómo será para el otro.

    Tus creencias

    Que te llevan a adoptar actitudes derivadas de ellas:
    14. No le importo, no me quiere, todo le vale.
    15. Es irresponsable, nada más le gusta gastar.
    16. Todo le entra por un oído y le sale por el otro.

    Tus modos

    • Tu papel de padre o madre aleccionadora que quiere dar clases de valores, moral o solidaridad cívica en pareja.
    • Levantas la voz, tu lenguaje no verbal es hostil, exiges y demandas sin parar.

    Tus obsesiones

    • Quizá quieres que las cosas se hagan de una forma particular en el momento inmediato en que las piensas o no tienes llenadera con una petición tras otra.

    Problemas de la relación

    • Resentimiento.
    • Problemas no resueltos del pasado o sentimientos de desventaja en la relación que los llevan al “ojo por ojo”.

    Luchas de poder

    Ambos lo que quieren es ganar y demostrar al otro que tiene la razón para:
    1. Demostrar su valor dentro de la relación.
    2. Demostrar su autoridad dentro de la relación.
    3. Por el placer de tener la razón.

    La “mano negra”

    • Terceros que les calientan la cabeza con “consejos” como:
    4. “No te dejes”, “Es tu dinero”, “Que no te quiera mandar”, “¿Por qué han de ser las cosas como te dice”, “Yo que tú le ponía un hasta aquí”, “Todos son iguales”, etc.

    Desgaste apocalíptico

    • Entre los 4 jinetes del apocalipsis que describe John Gottman, es muy posible que en su relación haya varios:
    5. Críticas (tú nunca, tú siempre, etc.)
    • Conducta de estilo femenino
    • Defensividad (sí, pero tú esto y tú además lo otro…)
    • Conducta de estilo masculino
    • Desprecio (uy doña perfecta, no sabía que Usted era infalible…)
    • Conducta masculina y/o femenina
    • Evasión – Petrificarte (silencio absoluto actuando como si el otro no hablara)
    • Conducta de estilo masculino, pero la más tóxica cuando la ejecuta una mujer.
    • Si estos 4 están presentes, Gottman afirma que se puede predecir con un 90% de fiabilidad que las parejas acabarán separándose si no aplican acciones correctivas eficaces.

    ¿Qué hacer?

    • Pregúntense si quieren seguir juntos.

    Si no, ya para qué hacen algo más.

    Busquen hacer peticiones claras y cumplir los compromisos.

    Recuerden peticiones claras y no quejas o regaños.

    Devuelve el valor a tu palabra

    • Es mejor un NO a un “ahorita lo hago” y no hacerlo.
    • Escucha sin defenderte.
    • Si tu pareja ha estado “duro y dale” con algo, es porque seguramente hay algo que no se ha resuelto. Si escuchas quizá averigües qué es.
    • Si no pueden evitar las quejas por ahora, busquen la petición tras la queja.
    • Si tu pareja sólo se queja, trata de averiguar qué es lo que hay detrás de esa queja. Siempre hay una necesidad o una petición.
    • Deja de querer cambiar al otro.
    • Si ya pediste con claridad y no cumple lo que ofrece o guarda silencio, ¿qué haces con una persona así?
    • Si quieren seguir juntos y no pueden llegar a acuerdos, busquen ayuda profesional.


  • ¿Estás list@ para una nueva relación?

    Si  no has cerrado el ciclo no deberías iniciar otro.

    Estás lista para una nueva relaciónMario Guerra
    Terapeuta
    Consulta a nuestro especialista

    Responde el test

    • Terminar una relación, dependiendo de muchos factores, puede ser un evento traumático para muchas personas.
    • Hay quien, por ansiedad, se apresura a empezar un nuevo romance con alguien más.
    • Por otro lado, encontramos a quien, por desconfianza, se encierra en un exilio romántico voluntario para no volver a ser lastimado.
    • Si bien es cierto que cada uno es libre de decidir cuándo y cómo relacionarse, pues esto del amor va de la mano del ensayo-error, suele ser buena idea tomar en cuenta alguna guía antes de lanzarse de nuevo al mundo de las relaciones.

    ¿Cuándo es tiempo de iniciar una nueva relación?

    • En realidad parece que no es una cuestión de tiempo, sino de: Tu estado de madurez emocional
    • Cuando es adecuado no celas, no acosas, no stalkeas, no condicionas, no chantajeas, no suplicas y no manipulas.
    • Cuando eres maduro emocionalmente eres capaz de decir lo que sientes, pedir lo que quieres, decir lo que te gusta y lo que no y aceptar los cambios de la vida.
    • Cuando tienes madurez emocional sabes que hay cosas que te ponen triste o enojado, pero no arrastras esas emociones contigo por mucho tiempo.
    • Tu estado de recuperación de la ruptura anterior.
    • Proceso de duelo.
    • Lleva un tiempo en que las emociones y los pensamientos retomen su nivel.
    • Dependiendo del vínculo con tu pareja anterior esto podría llevar de 6 meses a 2 años o más.
    • Cuando predomina en ti la tristeza, por ejemplo, puedes ser vulnerable a espejismos románticos y no puedes elegir lo que realmente quieres.

    Sentimientos tras la pérdida

    • Especialmente que no exista resentimiento, deseos de venganza o añoranza extrema por tu Ex.
    • Es necesario equilibrar tus emociones antes de iniciar una nueva relación.

    Responde el test


¡Actualiza tu navegador!

Para que puedas ver nuestra página de la mejor manera es necesario que te actualices Consigue una nueva versión

×