LOS MITOS DEL GRITO DE INDEPENDENCIA